El capitulo anterior terminó con la hoguera de confrontación entre Diego y Lola, a la espera de ver las imágenes que darían un giro de 180 grados a los acontecimientos.

Diego ve las inesperadas imágenes de Lola con otro tentador, con Carlos y no sale de su asombro, pero la hoguera no había terminado. Les pusieron todas las imágenes de ellos, de todo lo que habían hecho y todo lo que habían hablado, para rematar con un video del perro que tienen en común. Toda esta estrategia estaba creada para tocarles la fibra sentimental. Aunque ambos reconocen que están en el peor momento de su relación deciden volver a las villas y que pase lo que tenga pasar.

Lola quiere estar con Diego y le dice que le va a demostrar que le quiere. Pero al regresar a la villa sigue con Carlos como si no hubiera pasado nada, pasando los límites. A Lola no hay quien la entienda ya que se agobia de Simone, quiere volver con Diego, pero sigue su historia con Carlos. Ya hay una nueva pareja. Por su parte Diego sigue su camino y se besa con Carla, la soltera que le gusta.

Fue una noche de sexo, por partida triple en ambas villas y mentiras, las de Lola y Diego prometiéndose amor eterno para luego hacer lo que les de la gana.

Las tres parejas «oficiales» de la Isla dan un paso más. En villa chicas intiman Carlos y Lola y por otro lado, Marina e Isaac hacen el famoso «edredoning». Manuel por su parte se salta las normas al intimar en el baño con Fiama.

El programa finaliza con la hoguera de las chicas. Lucía ha llegado a su límite ya que tiene que tragarse a su todavía novio Manuel, manteniendo relaciones con Fiama lo que fue la gota que colmó el vaso. No quiere ver más y abandona pidiendo una la hoguera de confrontación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com