Con guantes, gorros y gafas, dos jóvenes se disfrazaron de abuelas para recibir la vacuna contra el covid-19. Lograron ponerse la primera dosis gracias su disfraz perfecto, pero cuando acudieron a ponerse la segunda fueron descubiertas por la policía. Se dieron cuenta que sus datos no correspondían con la edad que decían tener.

Las autoridades no se explican como pudieron engañarles una primera vez y  tampoco están totalmente seguros de si en verdad recibieron la primera dosis. Aunque, las mujeres de 34 y 44 años, estaban en posesión de una tarjeta de vacunación válida. Su estafa les costó que les fuese negada la segunda dosis, informó el doctor Raúl Pino, del condado de Orange en Florida, donde ocurrieron los hechos.

Ambas fueron detenidas y trasladas a la comisaría del condado, para estudiar su caso y dictaminar cuales serán las consecuencias de sus actos, reseño 20minutos.es. Según Pino, la cantidad de personas que intenta falsificar su identidad es mayor de lo que la gente puede imaginarse. En Florida, por ahora, solo pueden vacunarse mayores de 65 años, personal sanitario y las personas que trabajen en geriátricos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com