Los motores de búsqueda, como aquel que usa Google, esta optimizados para mostrar los resultados más relevantes sobre la palabra u oración escrita. El algoritmo es complejo, pero en esencia se basa en la frecuencia de búsqueda de esa palabra por otros usuarios, la cantidad de contenido sobre esa palabra o frase, y las veces que la misma aparece en un determinado sitio u artículo.

Mientras más se haga click en un sitio por contener una determinada palabra o estar relacionada a lo que la gente busca, más arriba en el ranking de resultados de búsqueda esa página tendrá.

Muchos negocios, blogs e incluso los influencers o gamers están al tanto de esto. Es por esta razón que es elemental usar herramientas de CEO –  cuyo experimentado manejo se está convirtiendo en una muy deseada habilidad profesional – para poder flotar entre este infinito mar de resultados.

No obstante, no todas las compañías, personas o sitios pueden estar a la altura de la competencia. No se trata tanto así del mismo contenido que se quiere compartir pero de la cantidad. Hay muchas páginas o que simplemente nunca consiguen tener visibilidad y otras que la pierden. Este es el caso de Halland, una provincia turística historia de la cosa occidental de Suecia.

Este pequeño destino turístico esta siendo eliminado o mejor dicho secluido por el algoritmo de Google que les ha dado prioridad a los resultados relacionados con Halaand, el atacante fenómeno del Manchester City.

En efecto, Erling Haaland domina todas las variaciones que puedan deducirse de su nombre. Un intento por escribir cualquier palabra similar, como lo es Halland, es automáticamente corregido a Haaland.

Esto representa un preocupante problema para los habitantes de Haland en Suecia pues el destino turístico terminará por desaparecer cuando las personas no pueden ni siquiera buscar información sobre el lugar.

El director de Visit Halland, que se ocupa de la promoción turística del lugar, Jimmy Sandberg escribió una carta abierta a los fans de Haaland y a los periodistas, la cual fue publicada por Guardian y Reutuers, en donde este suplica que se escriba correctamente el nombre del lugar: “Somos Halland. Él es Haland. Su popularidad está sofocando por completo nuestra presencia online».

«Estamos desesperados porque todos nuestros esfuerzos por promocionar a Halland se van a pique rápidamente desde que Haaland llegó al Manchester City y marcó todos esos goles. En lugar de hermosas fotografías de nuestro paisaje natural, los que buscan en la web encuentran fotos de Haaland, nos hemos visto abrumados por su presencia en nuestros hashtags y motores de búsqueda”, reiteró entonces Sandberg a la BBC.

 Sí, porque el problema no se limita a los buscadores, sino también a las redes sociales, donde una letra equivocada en un post o en un hashtag puede contribuir a dañar la ubicación sueca.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com