Love Island, ha llegado a su fin, el programa que promete emparejar a solteros que comparten en una villa julosa, las 24 horas del día, cumplió su primer ciclo. Celia y Miguel, finalmente han resultado ganadores, dejando atrás a las otras parejas finalistas Bea y Saúl y Adele y Jovan. La pareja se llevó más del 50% de los votos de los espectadores, que parecen haber quedado enganchados a su historia de amor.

«Pensando en el primer día, no me creo a día de hoy que esté con Miguel aquí, enamorada, felizcon ganas e ilusión de lo que está por venir y también tengo un balance muy positivo por mí. Pienso que he evolucionado para bien, he crecido mucho interiormente», dijo Celia.

Antes de terminar oficialmente la edición había una decisión importante que tomar. La presentadora, Cristina Pedroche les daba a elegir a la pareja ganadora, dos sobres, de los cuales uno tenía el premio de 25.000 euros. Aquel que lo eligiera debía decidir si quería compartirlo o no con el que ahora sería su compañero de vida.

Celia, ha tomado el sobre con los billetes y se ha tenido que enfrentar a la pícara propuesta. «El premio es de los dos. El dinero no da la felicidad. Para mí el premio gordo es este (Miguel)», asegurando que compartiría el dinero con Miguel. ¿En qué pretenden gastarlo? En principio planean viajar cada uno en privado con sus familiares, posteriormente trasladarse uno a la ciudad del otro para conocerlos y finalmente conseguir escaparse unos día solos para compartir en familia.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com