Una mujer, de 43 años, llegó a una de las estaciones de policía de Tailandia para acusar a su marido de querer tener sexo constantemente. Ella manifiesta estar cansada de tratar de llevarle el ritmo. Lo que al principio le pareció maravilloso se ha convertido en una pesadilla que no sabe como controlar.

La mujer dice que el agua de coco natural es la responsable de la vigorosidad de su esposo. Luego de que encontrara esta «viagra natural» no ha parado de tomarla, lo que ocasiona que quiera mantener relaciones sexuales hasta siete veces al día.

«Terminar dos rondas no es suficiente para él. Si aún no está satisfecho, quiere volver a jugar tres o cuatro veces más inmediatamente después», declaró la pareja del hombre de 64 años que se ha vuelto un adicto a la bebida milagrosa. La policía le recomendó volver a casa y resolver su problema hablando seriamente con su marido.

La historia ha llegado a oídos de la población de Chachoengsao, que ha arrasado con los puestos de agua de coco. Wandee Paoponpreuk, de 43 años, aseguró que tubo clientes que tomaron hasta cuatro cocos seguidos para asegurar tener un efecto potente. Por suerte, esta fruta abunda en la región.

Según el doctor Kampanant Pornyokrai, ciertamente esta bebida podría aumentar los niveles de testosterona, una hormona masculina, y en consecuencia incrementar el deseo sexual. Sin embargo, su eficacia no esta científicamente comprobada, reseña DailyStar.co.uk.

La mujer está cansada de llevarle el ritmo a su marido de 64 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com