Queda poco más de una semana para el regreso del torneo de clubes más importante del mundo. La UEFA Champions League se prepara el inicio de sus fases finales mientras que desde el máximo ente del fútbol europeo buscan alternativas para los problemas que se vienen. Y es que gracias a las medidas tomadas por el gobierno alemán en cuanto a no permitir la llegada de vuelos internacionales, los encuentros de Red Bull Leipzig-Liverpool y Gladchbach-Manchester City, están ahora mismo en el aire.

Te puede interesar: El Covid-19 azota al Atlético de Madrid

“No habrá reglas especiales”, comentaba el Ministro del Interior Horst Seehorf sobre la medida de no permitirle el ingreso al país a los planteles del Liverpool y Manchester City para los duelos del 16 y 24 de febrero. Ambos equipos ya están notificados y ha arrancado una carrera contra el tiempo de cara a encontrar una solución.

3 días para definir una nueva sede

Menos de 72 horas le queda al Red Bull Leipzig y Borussia Monchengladbach para proponerle una alternativa a la UEFA. Todo apunta a que la solución pasa por encontrar un estadio fuera de las fronteras alemanas para que ambos equipos puedan hacer de locales en esta ida de octavos. Eso sí, debe ser en un lugar avalado por el ente y que no cuente con las mismas restricciones que ahora mismo rigen en suelo germano.

La primera alternativa por lo menos para el Gladchbach pasaría por mudar su localía a Dinamarca, donde desde el país nórdico ya aseguran que existen contactos entre el Borussia y el FC Midtjylland para que los alemanes reciban al City en el Estadio MCH Arena el día 24 de febrero.

En caso de no entregarle una solución a la UEFA y por ende no presentarse ante sus respectivos rivales en los próximos días, Leipzig y Monchengladbach perderían el encuentro de ida de la UEFA Champions League por 0-3.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com