Anna Ruzankina, de 23 años, quiso castigar a su hija y lo hizo de la peor manera posible. La pequeña de tres años no paraba de llorar y su madre la colgó por el balcón de su casa, tomándola por la camiseta. El fatídico final llegó cuando la ropa se rompió y la niña cayó desde el sexto piso, por lo que murió de forma instantánea.

Trascendió que la niña, llamada Anastasia, llegó a decirle a su madre “mami, tengo miedo”, varias veces, antes de que cayera al vacío. Una vez ocurrido el lamentable hecho, una cámara captó a Anna usando el ascensor del edificio para bajar, recuperar el cuerpo de la niña y subir de nuevo a su piso. Ocurrió en Rusia.

En principio Anna quiso ocultar su culpabilidad diciendo que la niña se había acercado por idea propia al balcón, pero un video y la declaración de un testigo hicieron tomar en falso sus palabras. Según las autoridades esa noche Anna había llegado de una fiesta y estaba bajo los efectos de una considerable ingesta de alcohol.

“Escuché los fuertes gritos desde un piso superior y de repente, escuché el sonido de una caída”, dijo un testigo. Su juicio acaba de empezar y de declararse culpable se enfrentaría a 21 años de prisión por homicidio.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com