En la realeza británica es costumbre que el monarca líder celebre su cumpleaños, dos veces, el día de su nacimiento y el 12 de junio con la conmemoración del “Trooping of the Color”, un evento en el que el ejército rinde homenaje a su majestad, em este caso, la Reina Isabel.

Su cumpleaños oficial, fue el pasado abril, algo que no quiso celebrar puesto a que escasos días antes había fallecido su esposo, el Duque de Edimburgo. Su luto lo vivió en silencio en el castillo de Windsor, pero ahora, ya a mitad de año, debe reincorporarse a sus actividades rutinarias. Este 12 de junio, como cada año desde 1748, cuando el Rey Jorge II estableció este día para que la celebración de los monarcas siempre estuviera enmarcada por el buen clima del verano y la población pudiera salir de sus casas a disfrutar del día.

Fuentes cercanas a la familia real aseguran que este sábado la Reina aprovechará para rendir homenaje a quien fuese su compañero de vida por más de 70 años. La mayoría apunta a que su majestad usará un broche o algún otro objeto que le haya regalado Philip, para rendirle honores y tenerlo presente durante la ceremonia.

También es probable que la vida del Duque de Edimburgo sea recordada por las tropas como en 1972 cuando murió el Duque de Windsor. “Hubo un redoble de tambores tapizados en negro, un minuto de silencio y el lamento de la gaita ‘Flores del bosque'”, contó un informante.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com