No es la primera vez que la Reina sorprende con su sentido del humor y hace reír a los que tenga a su alrededor, sean familiares, amigos o invitados a algún evento. Esta vez, el escenario de su ocurrencia tuvo lugar en la cumbre del G7, durante la celebración del evento en Cornualles. Los anfitriones le invitaron a cortar un pastel y la situación se convirtió en una anécdota digna de contar.

Su nuera, Camilla, duquesa de Cornualles y la esposa de su nieto Guillerno, Kate Middleton, duquesa de Cambridge, acompañaron a la Reina durante este evento, en el que le pidieron que cortara una tarta en su honor. ¿Cómo lo haría? con una espada ceremonial que no le fue fácil controlar. Entre lo largo y delgado del arma, la Reina se le veía cómo se le dificultaba hacer el corte.

Al verla incómoda, un ayudante de la ceremonia le comentó, que si prefería, había un cuchillo disponible, a lo que la Reina respondió con gracia: “Sé que lo hay, pero esto es más inusual”. De esta forma se desencadenó entre los presentes una gran cantidad de carcajadas que hicieron del momento algo simpático. La Reina finalmente con ayuda de su nuera logró hacer el corte.

Aún así, posteriormente le dieron un cuchillo tradicional con el que no tuvo inconveniente para cortar un trozo de tarta. La duquesa de Cornualles le dijo: “Eso es cortar”, para que luego la Reina replicará “Este se ve muy bien”, refiriéndose al trozo cortado con el cuchillo.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com