Parece que fue ayer cuando Nintendo y Game Freak crearon un fenómeno de masas. Parece mentira que hace ya 25 años de que el intento de ambas empresas de competir con los míticos llegó al mercado, y estallará al punto de opacar a cualquier otro de sus competidores: Pokémon.

El concepto de Satoshi Tajiri parecía bastante simple: Sumar las mecánicas de combate típico de los RPG a la idea de mascota virtual, el resultado fue un juego bastante fácil de entender para cualquier niño que entienda que el agua apaga el fuego, pero con suficiente profundidad para absorverlo por horas.

Pero esos dos juegos (Pokémon Red y Blue en occidente y Pokémon Red y Green en Japón), solo fueron el primer paso: La serie animada, protagonizada por Ash Ketchump y su fiel Pikachu, el más reconocible de todos los Pokemon, fue un éxito inmediato transformando a ambos personajes en iconos reconocibles para una generación. El éxito es tanto que la serie sigue emitiendo nuevos episodios en la actualidad.

Los juegos y la serie dieron paso a nueva mercancía. Juguetes, ropa, películas e incluso un disco de música. Pokémon se convirtió en una de las franquicias más exitosas de Nintendo, solo comparable con Zelda y el propio Mario. No fue hace tanto que el lanzamiento de la aplicación Pokémon Go puso a millones de personas en todo el mundo a perseguir animalitos con superpoderes en su celular.

25 años desde entonces la franquicia es una prueba de lo que puede lograr la idea correcta al momento correcto. Esta misma semana Nintendo anunció nuevas entregas para la franquicia que no parece tener un final a la vista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com