A pesar de que la pandemia causada por el coronavirus no ha terminado algunos eventos han recuperado poco a poco algo de su brillo. Entre ellos el Super Bowl, el partido de futbol americano más importante del año, que se jugará en el estadio Raymond James en Tampa Florida.

A pesar de que la pandemia causada por el coronavirus no ha terminado algunos eventos han recuperado poco a poco algo de su brillo. Entre ellos el Super Bowl, el partido de futbol americano más importante del año, que se jugará en el estadio Raymond James en Tampa Florida. 

Se permitirá la entrada de 35.000 fanáticos, un 33% de la capacidad del estadio, entre ellos 7500 entradas serán entregadas a profesionales de la salud que hayan sido vacunados. A pesar de esto el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés), recomienda que de ser posible se vea el partido desde casa, con pequeños grupos familiares y ha dado recomendaciones básicas a quienes decidan ir al estadio. 

Evidentemente se pedirá mascarillas a todos los presentes durante todo el encuentro, además se pide a los asistentes que no griten o canten durante el partido. Así mismo los presentes deberán sentarse con distancia social y se pide se pase la menor cantidad de tiempo posible en el área de venta de comida o en los baños. 

La NFL ha asegurado que el evento ha sido organizado con la ayuda de expertos médicos y organizadores de eventos para disminuir los riesgos tanto como es posible. Los estadios de Estados Unidos ya tienen un tiempo aceptando público, pero con un menor porcentaje de ocupación del que tendrá el gran partido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com