La cumbre de la UE del pasado jueves también abordó el conflicto con Bielorrusia, entre otros asuntos. Desde hace meses, el gobernante bielorruso Lukashenko intenta desestabilizar la comunidad de Estados desviando los flujos migratorios hacia la UE. El Consejo Europeo ha decidido ahora no financiar la construcción de vallas fronterizas.

¿Qué ocurre en las fronteras exteriores de la UE en Bielorrusia?

Desde agosto, el dirigente bielorruso ha atraído a Bielorrusia a emigrantes de países de Oriente Medio y Asia Central mediante la concesión de visados de turista. En el antiguo país comunista, se anima a los inmigrantes a cruzar ilegalmente las fronteras terrestres con Polonia, Lituania y Letonia para entrar en la UE. El comportamiento de Lukashenko se considera una medida de venganza contra las sanciones impuestas por la UE a Bielorrusia y su régimen autoritario en verano.

Antecedentes del endurecimiento de las sanciones

En mayo, la UE reaccionó al aterrizaje forzoso de un avión internacional de pasajeros en Bielorrusia y al posterior secuestro del bloguero opositor Roman Protasevich endureciendo las sanciones contra este país. Las sanciones incluyen restricciones a la exportación de bienes y medidas de política monetaria. Además, casi 200 personas y 15 entidades de Bielorrusia están sometidas actualmente a medidas restrictivas, como la congelación de activos y la prohibición de viajar.

¿Quién pide financiación para las vallas fronterizas?

Polonia, en particular, se ve afectada por la inmigración ilegal procedente de Bielorrusia y está desbordada por el continuo flujo de refugiados. Numerosos refugiados ya han muerto de agotamiento en la frontera respectiva. A principios de este mes, el gobierno polaco aprobó un proyecto de ley por el que se decide construir una barrera física en la frontera con Bielorrusia.
La cuestión de si la construcción de vallas fronterizas debe financiarse con fondos de la UE dio lugar a acaloradas discusiones entre los jefes de gobierno de los Estados miembros de la UE. Los países afectados exigieron ayuda financiera, también para la construcción de vallas fronterizas.

Otros participantes en la cumbre condenaron enérgicamente el comportamiento del gobierno bielorruso

La jefa de la Comisión, Von der Leyen, calificó el comportamiento del gobierno bielorruso de «contrabando de migrantes patrocinado por el Estado», y Merkel acusó a Lukashenko de tráfico estatal de seres humanos.

¿Cuál es el siguiente paso en el conflicto con Bielorrusia?

Sin embargo, no se financiará la construcción de muros y concertinas. Entre otros, el presidente francés Macron subrayó que la UE no debe verse tentada por el comportamiento de Lukashenko a abandonar sus propios valores. Sin embargo, la UE seguirá apoyando la protección de las fronteras en forma de personal, equipos y logística.
El texto final de la cumbre afirmaba que la UE seguiría oponiéndose a la agresión híbrida de Bielorrusia. Sin embargo, las medidas concretas que proponga la Comisión deben ajustarse a la legislación de la UE y a los derechos fundamentales. El fin del debate sólo puede esperarse con una reforma de la política común de asilo y migración, que no es previsible en un futuro próximo.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com