Amy Carlson, mejor conocida como «Madre de Dios», fue hallada muerta dentro de su casa móvil en Colorado, Estados Unidos. Las autoridades le encontraron sin ojos, con el cuerpo momificado y envuelta en un saco de dormir adornado con luces navideñas, lo que daba al lugar un aspecto de santuario.

Amy, era la líder de una secta denominada «Love Has Won», últimamente estaba vendiendo dosis de plata coloidal como una especie de cura para el virus de Covid-19. Las autoridades presumen que su muerte podría estar relacionada con la ingesta de este producto, debido a que su hijo notificó que recientemente la había visto consumirlo con frecuencia. La plata coloidal es una sustancia de pequeñas partes de plata mezcladas con un líquido que se utiliza especialmente para enfermedades infecciosas.

Siete miembros de la secta fueron detenidos ante lo ocurrido aunque hasta ahora no hay ningún culpable identificado. Entre los arrestado están Ryan Kramer, John Robertson, Jason Castillo, Obdulia Franco González, Christopher Royer, Karin Raymond y Sarah Raymone, se les acusa de abuso de cadáver, abuso infantil y encarcelamiento falso.

Según, Tom Perrin, forense de la zona, el cuerpo de Amy estaba tan descompuesto que no era posible identificar su cadáver usando sus huellas dactilares. El especialista cree que falleció en marzo, pues el estado de putrefacción del cuerpo estaba bastante avanzado.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com