La Asamblea General Anual de International Board, ente encargado de la redacción y aplicación de las normas del fútbol profesional está llamada a ser una de la más recordadas de los últimos tiempos. Y es que podríamos estar ante una serie de cambios que podrían traernos un fútbol sin cabezazos, con más cambios y ‘con’ fueras de juego.

“Fui directamente un nazi para bastante gente”

Ya lo había dicho Arsene Wenger, histórico entrenador del Arsenal en una entrevista con Le Parisien: “En FIFA estamos muy atentos al juego de la cabeza (y al microtraumatismo que puede causar). Sabemos poco sobre ciertas dolencias cerebrales. Hoy, me digo a mí mismo que habiendo entrenado jugadores durante muchos años, he causado daño en los entrenamientos. Más que en un partido o en otro lugar. Cuando pienso en todas las sesiones de juego aéreo… Parece relevante hoy tomar medidas. Debemos limitar gradualmente el tiempo dedicado al juego de la cabeza en el entrenamiento. Y prohibirlo entre los jóvenes. En los adultos, no sé… Pero hay que estar muy, muy atentos a las consecuencias de las cabezas sobre el trauma, sobre la continuación… Tendremos que pensar en reglas claras sobre la supervisión del juego aéreo”.

Unas declaraciones que le han llevado a enviar una propuesta dentro del International Board con el fin de evitar como mínimo, los cabezazos en los entrenamientos de juveniles, algo que cambaría para siempre una de las facetas del juego. Igualmente, el ente se encuentra supervisando la norma de los 5 cambios por encuentro y la regla del fuera de juego.

Las modificaciones que se analizan en FIFA

Producto de la pandemia y con el fin de evitar una ola de lesiones musculares producto de la acumulación de partidos, se dispuso desde el regreso del fútbol profesional alrededor del mundo la posibilidad de cambiar hasta 5 jugadores por encuentro en 3 ventanas diferentes. Algo que dentro de la International Board podrían mantener incluso con el retorno de un calendario natural en el futuro.

Por último, el ente ha dispuesto que estudiará que sean los jueces quienes tengan máxima autoridad en cuanto a la interpretación de la norma del fuera de juego. En concreto, serán los árbitros quienes decidan si un jugador está en offside solo por tener un brazo u hombro por fuera de la última línea de la defensa, dejando de lado una regla unánime en cuanto al tema.

¿Se viene un fútbol sin cabezazos, con más cambios y ‘con’ fueras de juego? Todo apunta a ello gracias a la Asamblea General número 135 de una International Board que puede ser el punto de partida de un fútbol cada vez más ofensivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com