Leyla Sonmez, de 24 años, se sometió a una cirugía plástica que acabó con su vida. La estudiante decidió operarse la nariz en una clínica de Adana en Turquía, pero al salir del quirófano su cuerpo empezó a fallar.

En un mensaje de voz, la joven le contó a un amigo que le había sido imposible dormir, se sentía incomoda e incluso llegó a desmayarse varias veces. Además no paraba de salir sangre de su nariz y boca.

«Tengo un problema con mi corazón. Por eso tenía moretones en mis manos y pies. Mi circulación sanguínea es mala y mi cara está rígida«, dijo Leyla. Aún así los médicos le aseguraron a sus familiares de que mejoraría y podrían llevársela a casa muy pronto, reseñó Mirror.co.uk.

Leyla empeoró días más tarde y sufrió un paro cardíaco. Los médicos lograron reanimarla y trasladarla a cuidados intensivos, donde vieron que varios órganos de su cuerpo estaban fallando simultáneamente. Murió finalmente el 3 de febrero de 2019.

Fuente: Newsflash.

Para Ali Haydar Sonmez, su hija murió a causa de negligencia médica, pero en el examen forense no hay prueba de ello y aunque la fiscalía decidió no proceder la demanda contra el hospital, los familiares piden que este caso se resuelva en la corte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com