haiti

Diecisiete misioneros han sido secuestrados en Haití, hace unos días, tras visitar un orfanato en Ganthier, al oeste del país. El domingo, la policía local declaró que los responsables del secuestro probablemente pertenecían a una banda ya conocida por sus secuestros, asesinatos y diversos actos de violencia.


El grupo se llama «400 Mawozo«, que, como explica Associated Press, puede traducirse más o menos como «400 hombres sin experiencia«. A pesar de este nombre, la banda, que controla toda la región de Croix-des-Bouquets, de la que forma parte Ganthier, tiene cierta experiencia en secuestros. En abril, por ejemplo, uno de sus representantes admitió a una radio que el grupo era responsable del secuestro de cinco sacerdotes y dos monjas. En sus numerosas acciones, la banda ha pedido rescates de hasta un millón de dólares.


Esta vez, las víctimas de los 400 Mawozo son dieciséis ciudadanos estadounidenses y un canadiense. Entre ellos había cinco niños, uno de los cuales sólo tenía dos años.


El supuesto líder del grupo es un tal Wilson Joseph, conocido por el apodo de «Lanmò Sanjou«, o «la muerte no sabe qué día llegará». La policía haitiana lo busca desde el año pasado, ya que está acusado de varios delitos, como asesinato, intento de asesinato, secuestro y robo.


El secuestro de los diecisiete misioneros americanos es sólo el último de una larga serie de secuestros en Haití. De hecho, los raptos son una verdadera emergencia en el país caribeño. En los primeros ocho meses de 2021, la policía local ya ha denunciado al menos 328 secuestros, según Associated Press.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com