Carina Matías empezó a quejarse de un fuerte dolor de muelas, sin saber que este síntoma solo representaría el inicio de lo que estaba por venir. Una de sus muelas del juicio estaba infectada, de tal forma, que la infección llegó hasta su cráneo, por lo que tenían que quitarle una parte del hueso.

Una noche me acosté a dormir y al otro día mi hermana me fue a despertar pero se encontró con que yo estaba en estado de coma. Mi mamá llamó una ambulancia y me llevaron hasta el Hospital Oñativia de Rafael Calzada para luego trasladarme al Fiorito de Avellaneda y hacerme la neurocirugía”, contó Carina al diario Clarín de Argentina.

La infección le generó un absceso cerebral que debía ser extirpado. Pese a que la operación fue posible, Carina no podrá tener un estilo de vida, más o menos normal, sino consigue equiparse con un casco ortopédico que proteja su cerebro. Su organismo rechaza las placas internas que proporciona la sanidad pública, por lo que la única forma de proteger su cabeza descubierta es con el casco antes mencionado. El costo es de 77.000 euros, por lo que su familia ha iniciado una campaña para recaudar fondos.

Carina nunca pensó que un dolor de muelas le traería tantas consecuencias. Hasta el momento, solo le faltan por recaudar 22.000 euros para completar el pago del casco. “Estoy muy agradecida a todos los que están colaborado para que yo pueda estar mejor”, dijo Carina.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com