Nina Farooqi  estaba segura de que no quería perderse poder ver en el estadio a su equipo ganar la semifinal de la Eurocopa. Logró conseguir las últimas entradas del partido Inglaterra contra Dinamarca y lo único que se interponía para que ella pudiera asistir era su trabajo, por lo que decidió aplicar una técnica desesperada.

La mujer de 37 años avisó a su jefe que no podría asistir a su empleo, porque estaba muy enferma. Y el le creyó, hasta que claro, la vio celebrando el gol de Inglaterra en el minuto 40 justo detrás de la portería. Para colmo, la famosa presentadora de televisión Stacey Dooley compartió la alegría de Nina en una imagen a través de redes sociales.

Como consecuencia de sus actos, Nina fue despedida. “Dijeron que habían visto que fui al partido y yo fui honesta en por qué lo hice. Pero no tuvieron ningún tipo de compasión conmigo y dijeron que eso era todo. Es su decisión y la consecuencia de lo que hice. Hay un poco de arrepentimiento, nadie quiere ser despedido, pero también hubiese odiado el arrepentimiento de perdérmeloLo haría todo de nuevo“, afirmó. El comentario que hacen algunos usuarios en redes sociales es: si su jefe la vio era porque también estaba viendo el partido ¿Quién es el malo aquí?

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com