El jugador de 20 años, Seid Visin, se suicidó este viernes. Sus familiares le encontraron colgado en su residencia. Visin era de origen etíope, pero fue adoptado por una pareja de Salerno, Italia, quienes le brindaron todo el amor posible. Su carrera como futbolista profesional hizo base en los equipos juveniles del AC Milán y Benevento.

Tras su muerte, su psicóloga personal publicó una carta que el joven escribió en el 2019, en la que explica algunos episodios de racismo de los que fue víctima. Muchos medios de comunicación reseñaron que esta pudo haber sido la causa de su suicidio, sin embargo, su padre lo ha negado por completo.

No está bien ser explotado por la política italiana. ¡No! Nuestro dolor merece respeto“, dijo Walter Visin, quien aprovechó para hablar un poco más sobre la vida privada de su hijo. “Era brillante. Estaba matriculado en la Universidad de Milán. Estaba comprometido con Sara, una hermosa niña finlandesa. Juntos habían decidido vivir en su país donde el Covid no era tan amenazante como lo es con nosotros. Luego, hace unos meses, había regresado a casa. Él era diferente de nuevo”.

La carta de en la que habla de supuestos ataques racistas decía : “Donde quiera que vaya, donde sea que esté, donde sea que esté, siento sobre mis hombros, como una piedra, el peso de las miradas escépticas, prejuiciosas, disgustadas y asustadas de la gente“. Su excompañero del Benevento, Donnarumma manifestó su dolor ante lo ocurrido.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com