El pasado 28 de abril se convocó un paro nacional en Colombia, ciudadanos de las principales ciudades: Cali, Medellín y Bogotá, han salido a las calles a protestar por una reforma de impuestos tributarios que han llamado “El Paquetazo”, una acción propuesta por el presidente Iván Duque que contempla el aumento de Impuestos al Valor Agregado (IVA) y y servicios públicos.

Presuntamente, esta reforma serviría para tratar de estabilizar la economía luego de las numerosas perdidas que implicó parar la actividad comercial con el objetivo de controlar el número de contagios de Covid-19 desde el inicio de la pandemia.

Las protestas, saqueos y actos de vandalismo han dado la vuelta al mundo, sobre todo por que usuarios de las redes sociales han denunciado una represión brutal por parte de las autoridades policiales. En Twitter han acusado al Escuadrón Móvil Antidisturbios de golpear y disparar contra los manifestantes. Hasta ahora se han denunciado la muerte de tres jóvenes Dylan Cruz, Juan Diego Perdomo y Nicolás Guerrero, este último asesinado de un disparo en la cabeza. Salieron a protestar y no pudieron volver a sus hogares.

Después de cuatro días intensos, el presidente Duque ha anunciado que pedirá al congreso el retiro inmediato de la reforma tributaria y planteará “de manera urgente” un nuevo proyecto en consenso con el congreso y parte de la sociedad civil.

“La reforma no es un capricho, es una necesidad. Retirarla o no, no era la discusión, la verdadera discusión es poder garantizar la continuidad de programas sociales“, dijo el mandatario, quien pide el cese de aglomeraciones en las calles, puesto esto podría elevar el número de contagiados por Coronavirus y podría terminar de colapsar el sistema sanitario.

El excongresista y abogado, Alirio Uribe, explicó que las protestas son consecuencias de la presión a la que se ha sentido sometida el pueblo durante la crisis económica derivada por la pandemia: “La gente siente que no ha logrado nada quedándose en casa, encerrados, los que se han quedado en la casa han pasado mucha hambre”. Su predicción es que las protestas se mantendrán, a pesar de la decisión del gobierno de detener, por el momento, la reforma. Según él, los ciudadanos seguirán manifestándose hasta que vean solucionado sus problemas.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com