Un Hámster llamado Stalin, salvó la vida de su dueña. Andrea Laing, de 43 años, se disponía a limpiar la jaula de su rodeador sin saber lo que le esperaba. Cuando metió su mano dentro de la jaula, Stalin la mordió en el pulgar, pensó que no sería nada pero su dedo comenzó a hincharse y empezaron a aparecer moretones en sus brazos, por lo que decidió acudir al hospital en Bromsgrove, Inglaterra.

Los médicos que atendieron el caso, informaron que Andrea tenía un rara condición que causaba coágulos de sangre que podrían ser mortales, algo que no hubiera descubierto si no hubiese sido atacada por su Hámster. Le suministraron antibióticos y comenzó a salir pus de la herida.

“Estoy muy agradecida de que mi hámster me mordiera. Si no lo hubiera hecho, es posible que nunca hubiera sabido que tengo un trastorno sanguíneo peligroso“, dijo Andrea, quien admitió que ahora no podrá permitir que su mascota se pose en su mano como lo hacía antes.

El Hámster, ahora llamado Dr. Stalin, fue un regalo de la madre de Andrea en diciembre del año pasado, y ahora deberá ser tratado con guantes para evitar futuros incidentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com