Quedan todavía 15 jornadas, aunque algunos ya se preguntan si después de lo de anoche habrá alguien que pueda arrebatarle una nueva liga. La victoria del Manchester City frente al Liverpool por 4-1 en Anfield no solo certifica el buen momento y candidatura del equipo de Guardiola para quedarse con una nueva liga, sino que evidenció la evolución de un DT que frente a quien ha sido su bestia negra en el último tiempo, ‘traicionó’ su filosofía por momentos de cara a llevarse el triunfo. ¿Ha liquidado Guardiola la Premier League?

Tigres, finalista Mundial de Clubes

Con un partido menos y cinco puntos de ventaja sobre el United, Manchester City empieza a saborear una Premier League en la que luego de un pésimo arranque, los de Guardiola han encadenado una racha de 14 victorias consecutivas en todas las competencias para llegar a la punta del campeonato. Un récord para el entrenador que debutase en 2009 y que se sitúa como la mejor marca del siglo XXI en la mejor liga del mundo.

Menos posesión, remates y metros recorridos

Si hay alguien que tenía la receta para desesperar a Pep era justamente un Klopp que ayer tuvo que jugar el partido que menos le convenía. A sabiendas del daño que los reds hacen por bandas y al contragolpe, Guardiola apostó por darle el balón a su rival de cara a provocar errores en salida que fuesen aprovechados por Foden, Sterling, Bernardo Silva y compañía. Si bien las fallas de Alisson quedarán en el recuerdo de la goleada de anoche, la realidad es que por primera vez en mucho tiempo el entrenador catalán planteó un partido a partir de la propuesta del rival y no desde el deseo de imponer su idea. Una evolución que muestra la madurez de un DT que mostró un plan B efectivo de cara a lo que viene.

Si bien tuvo menos remates y corrió menos que su rival en campo contrario, el planteamiento de Guardiola anoche sirvió para desnudar a un Liverpool que siente en falta a sus centrales y la frescura que su tridente ofensivo tenía meses atrás. Con un Gundogan marcando el ritmo de sus contragolpes (erró un penal que según Daily Star hará que el encargado desde ahora sea Ederson) y un Foden eléctrico adelante, el City fue dominando un encuentro en el que solo un momentáneo gol de Salah pudo amargar una noche perfecta.

Las cuentas están claras. Cinco puntos de ventaja sobre el Manchester United con un partido menos, 7 por encima del Leicester y a 10 de quien fuese su rival anoche. Si bien aún debe enfrentar una racha donde Tottenham y Arsenal podrían dar algo de vida a la competición, todo apunta a que Pep se llevará una nueva liga inglesa. ¿Ha liquidado Guardiola la Premier League?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com