Sandra Ruballo, de 46 años, propietaria de Highland Food Resources, ubicado en el norte de Miami-Dade, y Carlos Andrés Montoya, de 47 años, dueño de Healthy Children Catering en Hialeah, quienes le prestaban el servicio de comida a 200 guarderías al sur de Florida atienden a niños de bajos recursos, fueron acusados de estafas millonarias a un programa de alimentos del Gobierno estadounidense.
Tanto el hombre como la mujer ahora se enfrentan a la justicia, se les acusa de estafa electrónica, ambos fueron acusados de aumentar el número de comidas que entregaban a las guarderías a cargo del Gobierno e intercambiar sobornos para asegurar contratos multimillonarios de entrega de comidas entre el 2012 y el 2016, según una acusación federal.
Por su parte, los fiscales quieren mantener detenida a Ruballo, hasta que llegue el juicio, pues a su juicio podría tratar de escapar. Su abogado defensor, Mycki Ratzan, no pudo ser localizado el viernes para que comentara.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com