El crecimiento económico de Irlanda durante el Covid en un milagro. Esto sería la primera conclusión sobre la economía de Irlanda si se analizaran las cifras abstractas del PIB.

Con esto, los irlandeses terminarán el 2021 siendo 20% más ricos que antes del Covid según las estadísticas, casi triplicando el crecimiento medio de la zona euro. Por su parte, España espera alcanzar los niveles precovid para el 2023.

En temas de PIB per cápita oficial, Irlanda seguirá siendo uno de los más altos del mundo, incluso casi duplicando al de Reino Unido comparándose con Suiza. Pero esto es algo extraño, ya que no encaja en lo que refleja la realidad, en las calles de ambos países y lo que dices sus habitantes. ¿Qué hay detrás de todo esto?

¿Milagro en la economía o PIB distorsionado?

Si se basa la economía irlandesa en un análisis de PIB el resultado es espectacular. Mientras que la economía se desplomaba en el resto de Europa o en el Reino Unido su economía salvó el 2020 con crecimiento.

La agencia Fitch comentó «Esperamos que el PIB irlandés sea más de un 20% mayor en términos reales este año en comparación con su nivel previo a la pandemia, lo que convierte a Irlanda en la economía con un crecimiento más rápido de todos los soberanos calificados durante ese período».

Así mismo la Comisión Europea destacó en sus últimas previsiones el gran desempeño de Irlanda. Dicen que el PIB aumentará un 14,6% este año y que su deuda pública bajará en los próximos años hasta alcanzar poco menos del 50% para el 2023.

Este es uno de los pocos países que aún cumplen con las reglas del Tratado de Maastricht, que estipula que la deuda pública deje estar por debajo del 60% del PIB. Como ejemplo, en España la deuda pública seguirá siendo del 115% sobre el PIB para 2023.

Sin embargo, estos datos que suenan tan favorables para la economía irlandesa ocultan una realidad diferente, no del todo opuesta ya que es cierto que la economía de Irlanda es muy competitiva y la calidad de vida es elevado. Sin embargo, a la hora de enfocarse en el crecimiento del PIB, se deja de lado que las empresas multinacionales juegan un papel fundamental, esta inflan «artificalmente» el PIB, y utilizan esta métrica como base.

¿Qué quiere decir esto?

Analistas de Fitch explican que la realidad es que gran parte de esta recuperación es generada por el sector de las multinacionales extranjeras. Una buena parte de la economía irlandesa no la terminan disfrutando los ciudadanos, ya que la actividad extranjera incrementa la repartición económica y muchas veces el dinero no se refleja dentro del país. Los irlandeses en realidad se benefician de los restos, que se traduce en mayores ingresos fiscales y mejor calidad de puestos de trabajo.

«Como conclusión, el PIB de Irlanda queda inflado artificialmente por los flujos utilizados por las empresas multinacionales cuando intentan mejorar su planificación fiscal. Hay efectos secundarios de estas actividades en la economía irlandesa más allá de los ingresos fiscales, y la pandemia que han puesto de relieve la desconexión entre el PIB y el PNB (ajustado) más que nunca, ya que la actividad económica puramente nacional sí se ha visto interrumpida por las medidas de distanciamiento social», comentan los economistas de Fitch.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com