ironman

Los organizadores de Ironman fueron multados por 75.000 euros tras no cumplir con la Ley de Residuos.

Medi Ambient abrió un expediente con la primera sanción decisiva por incumplimiento de la Ley de Residuos y Suelos contaminados de las Islas Baleares. La sanción contra los organizadores de la famosa carrera Ironman ha sido a causa de varios incumplimientos a esta ley. En concreto se detectó que durante la carrera no se utilizaban envases reutilizables ni vasos de más de un uso. Además de esto, los organizadores tampoco realizaron la recogida selectiva, separando los residuos y envases por naturaleza.

Ante dichas faltas, Medi Ambient inició un expediente con una multa considerada como grave que alcanza los 75.000 euros. El gobierno informó a los responsables el pasado martes sobre la sanción y les diez días para solucionarla.

En el artículo 25 de la Ley de Residuos se deja muy claro que en los eventos públicos, incluidos los deportivos «que tengan el apoyo de las administraciones públicas, sea en el patrocinio, la organización o en cualquier otra fórmula, se tienen que implantar alternativas a la venta y la distribución de bebidas envasadas y de vasos de un solo uso y, en todo caso, se tiene que garantizar el acceso a agua no envasada o en botellas reutilizables. Además, se tiene que implantar un sistema de depósito complementario para evitar el abandono de envases y vasos o su gestión incorrecta».

Desde la Consejería de Medio Ambiente se indica que esta carrera tiene una ruta que pasa por zonas urbanas como Alcúdia y Muro. Por lo que es imposible alegar el incumplimiento de estas medidas, sobre todo la gestión indebida de los desechos.

Ironman es el primero

Es importante señalar que este evento deportivo es el primero en ser sancionado en la Isla. Ya que anteriormente dicen haber tenido muy buena predisposición en cuanto al cumplimiento de la normativa. Además, el gobierno asegura que desde que se implantó la ley, se tuvo una reunión con la federación y empresas que organizan este tipo de eventos y que todos habían mostrado gran voluntad de seguir con las normas. Sobre todo la de reducción de residuos de plástico.

Los encargados de que se cumpla esta normativa de residuos son los agentes de Medio Ambiente del gobierno, técnicos de Consumo y responsables del Seprona. Todos han sido preparados por la Consejería realizando cursos específicos para identificar y aplicar sanciones. Los agentes hacen inspecciones aleatorias, esta vez le tocó a la carrera de Ironman.

A pesar de que esta es la primera ocasión que se impone una sanción tan elevada, se lleva un acumulado de 80 actas sancionadoras de diferentes tipos. La mayoría parecen ser por el uso de bolsas de plástico de un solo uso, incumplimientos con los envases comerciales industriales y la venta de productos de plásticos de un solo uso como platos, vasos y cubiertos.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com