Arnaldo Otegi Eta

Eta (Euskadi Ta Askatasuna, »País Vasco y Libertad»), el movimiento independentista vasco, ha pedido por primera vez perdón por sus crímenes. La disculpa llegó ayer a través de Arnaldo Otegi, ex miembro de Eta y ahora líder de EH Bildu (Euskal Herria Bildu, «País Vasco Unido»), partido vasco fundado en 2012 después de la cesación de la actividad armada de Eta.


El 17 de octubre de 2011, la Conferencia de Paz de San Sebastián (País Vasco) ordenó a Eta que dejara de organizar atentados terroristas. Tres días después, Eta anunció el fin de sus actividades. Siguió existiendo solo formalmente hasta 2018, cuando se disolvió.


Tras diez años, Otegi emitió un comunicado en vídeo, publicado en su cuenta de Twitter y recogido por los principales medios de comunicación españoles.


En primer lugar, Otegi confirmó «el cumplimiento integro de dicho compomiso [la decisión de la Conferencia]», con un cese «total y cumpleto» de la violencia. Además, dejó claro que «no había ningún cálculo táctico» en el cese de las actividades de Eta, sino que se trataba de una elección – «inamovible«- basada en profundas convicciones éticas y políticas.


A continuación, Otegi afirmó que una paz total y completa necesita el reconocimiento de todas las víctimas. Por eso anunció su voluntad de «hacer una mención específica a las víctimas causadas por la violencia de Eta». Otegi envió un mensaje de condolencia a todos los que habían sufrido la violencia independentista: ‘Sentimos su dolor, y desde este sentimiento sincero afirmamos que el mismo nunca debió haberse producido‘.


En los más de 50 años de lucha armada de Eta, desde 1958 hasta 2011, unas 860 personas han perdido la vida en los atentados. A ellos se suman muchos otros que han sufrido secuestros o extorsiones.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com