Una mujer china de 25 años, encontró una manera de superar, lo que describe como uno de los traumas más fuertes de su vida. Un hombre con quien mantuvo relaciones sexuales hace siete años, la grabó y publicó el video en la página web pornográfica PornHub, sin su consentimiento. Desde aquel momento, la joven decidió hacerse llamar Tisiphone, en honor a una de las deidades femeninas de la mitología griega relacionadas con el espíritu de venganza.

“Mi primera reacción fue que debía ser un error. ¿Cómo podría ser yo? Me considero una persona muy fuerte y bien educada, pero ese fue el momento en el que literalmente me detuve y pensé: ‘no puedo vivir más, no quiero vivir más'”, dijo la mujer que estuvo a punto de suicidarse.

Sin embargo, Tisiphone decidió sacar algo positivo de su situación y creó una aplicación de reconocimiento facial llamado Alecto AI, con el que otras mujeres podrán verificar si aparecen en algunos de estos videos sin su aprobación, y poder emprender acciones legales si así lo desean. Por ahora, Tisiphone logró que eliminaran su video de todas las páginas, excepto de una web turca.

“Incluso cuando muestras pruebas, la mayoría de las veces no se hace justicia. Es realmente frustrante y duele mucho”, confesó la mujer que ahora se siente útil al poder ayudar a otras jóvenes a que no pasen por el mismo sufrimiento.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com