El tren más rápido del mundo se llama “Maglev”, una abreviatura de levitación magnética. Fue hecho por la estatal Railway Rolling Stock Corporation de China y ya se ha puesto en marcha en la ciudad de Qingdao.

Funciona deslizándose sobre las vías mediante una fuerza electromagnética, como si pudiera flotar, aunque esta levitación solo ocurre cuando alcanza una velocidad superior a los 100 km/h. Su velocidad máxima es 600 km/h. Sus niveles de contaminación acústica son casi nulos y su mantenimiento es sencillo. Aunque su creador anunció este proyecto en 2019, no es sino hasta ahora que se hace realidad.

Uno de los principales objetivos de este tren es acortar las horas de viaje entre las ciudades más importantes del país. Viajar desde Beijing hasta Shanghái en uno de los trenes ya existentes conllevaba un trayecto de más de 5 horas; mientras que con “Maglev” este viaje solo llevaría 3,5 horas de la vida de los usuarios. Solo un poco más de tiempo de lo que tarda ir en avión. Los creadores de esta nueva tecnología, que ya era conocida en China, se plantean por ahora abrir rutas a diferentes ciudades por todo el país, por lo que tendrán que empezar con la construcción de nuevas vías.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com