Casa del italiano asesinado

Los habitantes de Santa Ana de Yusguare en Choluteca, sur de Honduras, han acabado con la vida del italiano Giorgio Scanu. Los agresores acusaban al hombre de haber matado a un anciano indigente muy querido en el municipio.

La Secretaría de Seguridad de Honduras ha comunicado que cerca de 600 personas armadas se desplazaron el jueves hacia la residencia de Giorgio Scanu para acabar con su vida. Tras ser brutalmente linchado con piedras y palos, la marea incendió su vivienda y su coche.

Agentes de la Policía Nacional trataron de intervenir, pero no consiguió frenar la sed de venganza. “No acataron el llamamiento al orden e incurrieron en varios actos ilícitos que desencadenaron la muerte”. Según han informado fuentes oficiales, el italiano falleció en el hospital a causa de los golpes.

El jefe de la policía de Honduras, Orbin Galo, ha asegurado que “un equipo está investigando” lo ocurrido. Mientras tanto, la seguridad nacional trabaja para esclarecer los hechos. En coordinación con la de policía de Nicaragua, han recibido instrucciones precisas para “agilizar la identificación y captura de los autores de este hecho criminal”.

Según datos de las autoridades locales, en Honduras fallecen entre 10 y 11 personas diarias asesinadas. La Policía Nacional ha instado a la población a mantener el orden y ha reiterado “su compromiso para salvaguardar la vida de las personas”.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com