La Inspección Técnica de Vehículos, mejor conocida por sus siglas (ITV), se enfrenta a nuevos cambios que se harán vigentes al inicio del mes de junio. Las revisiones se adaptaran a las nuevas tecnologías que se han ido incluyendo en los vehículos, admitirán verificación electrónica de sus documentos y categorizaran de nuevo algunas faltas técnicas admisibles e inadmisibles.

¿Cuáles son los cambios más destacados? El desperfecto de la ABS o sistema de antibloqueo de frenos pasa a ser de una falta leve a una grave, al igual que el probable desprendimiento de algún retrovisor del vehículo. El permiso de circulación podrá ser verificado de manera digital por los inspectores, sin necesidad de que el conductor porte esta documentación.

Las emisiones serán medidas de la manera más exacta posible, ahora también en motos y vehículos eléctricos. Otra de las novedades es el apartado de vehículos matriculados en España pero que han sido adquiridos en el Reino Unido, debido a que desde el Brexit, este país ya no pertenece a la Comunidad Europea y por tanto no mantiene ningún convenido actual en este aspecto.

Conducir sin la ITV implica una multa de 500 euros, excepto en el supuesto de que se esté transitando con el coche para llevarlo al taller o lugar de la inspección. Se cree que actualmente un total de 2,5 millones de coches carecen de ITV en España y aún así siguen circulando diariamente.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com