Este martes se discutía en el Congreso de los Diputados la aprobación del borrador de la Ley Trans en España, una propuesta de los partidos políticos ERC, Más País, Junts, Compromís, CUP y Nueva Canarias, presentada por la Ministra de Igualdad, Irene Montero, militante de Unidas Podemos. En principio aseguran que su objetivo es generar beneficios a las personas trans y dejarles ser quienes son, sin pedir permiso.

La comunidad feminista piensa distinto, y este mismo martes se han presentado a las afueras del Congreso para manifestar #LeyTransEsPatriarcal, pues aseguran que con esta idea los hombres pretenden seguir robando espacios exclusivos para mujeres.

Actualmente si una persona trans desea cambiar de género debe presentar un informe psicológico y demostrar que está en un tratamiento hormonal médico que avala su decisión. Si la nueva ley llegara aprobarse no harían falta ninguno de estos requisitos. Solo bastaría el deseo de ser mujer, para que se le considere de tal forma y pueda acceder a todos los derechos de ese género, incluso si el que lo quiere así es un niño de 12 años.

Las feministas se han defendido con mensajes como «las mujeres no tenemos pene», «si eres hombre, no menstrúas», «no queremos hombres en nuestros vestuarios» y «ser mujer es una realidad no una identidad». Además, se preocupan por la repercusión que pueda tener esta decisión en el ámbito deportivo. También plantean que no hay un filtro jurídico que evite el fraude de la ley.

Gracias a la abstención del Partido Socialista y la negativa del Partido Popular y Vox, el borrador de la ley finalmente fue rechazado. Representantes del PSOE dicen estar trabajando en su propia ley, una que ofrezca garantía jurídicas y constitucionales. «Somos la formación política que más ha hecho por el colectivo y lo seguiremos siendo», dijo Rafael Simancas, secretario general de los socialistas.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com