El 30 de noviembre de 2018 comenzó a funcionar “Madrid Central”, una zona de 0 emisiones en el corazón de la capital de España, con el objetivo de que las bicicletas, el transporte público y los peatones tomaran la mayoría de las calles y los niveles de contaminación disminuyeran significativamente. Los únicos coches que podían acceder libremente tendría que tener la pegatina ECO o de 0 emisiones.

En principio se inició de forma informativa sin ninguna sanción, hasta que en marzo de 2019 se empezaron a impartir multas a todos los coches no autorizados que pasaran a Madrid Central sin ingresar en ningún aparcamiento de uso público. También habían excepciones para los que fuesen residentes o comerciantes de la zona.

Ahora, dos años después el Tribunal Supremo de Justicia rechazó esta propuesta ecologista. Según el Supremo, la normativa incumplía el trámite de información pública, un paso esencial reconocido en la Constitución Española. A consecuencia de esto hay muchas interrogantes que se plantean los ciudadanos, sobre todo en cuanto a las multas.

Según Borja Carabante, director del área de Medio Ambiente y Movilidad del ayuntamiento de Madrid, hay que esperar que la sentencia del supremo sea firme ¿Cuándo ocurrirá esto? en dos meses. Mientras esto no ocurra se seguirá sancionando. Se presume que una vez pase este tiempo, incluso se devuelvan todas las multas impuestas a los conductores desde 2019 por carecer de sustento legal.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com