Meghan Markle y el príncipe Harry en su entrevista con Oprah Winfrey

Meghan Markle y el príncipe Harry han concedido una entrevista exclusiva a la periodista Oprah Winfrey. Una charla de más de dos horas en la que los duques de Sussex han hablado sin tapujos sobre la Casa Real Británica.

La retransmisión tuvo lugar la pasada madrugada española en la cadena estadounidense CBS. Meghan Markle ha roto el mito que supone pasar a formar parte de la realeza. En 2018, ella y Harry contraían matrimonio y poco después comenzaba la pesadilla. Los duques de Sussex han hablado de racismo, decepción, salud mental y toda una pesadilla.

Sobre la salud mental de Meghan Markle

La primera parte de la entrevista la dio Markle en solitario y reveló que su salud mental empeoró notablemente durante su primer embarazo. “Simplemente ya no quería seguir viva”, declaraba contundentemente.

“Era un pensamiento muy real, claro, aterrador, constante”. Meghan aseguró que tuvo que hablar seriamente con su marido. Decidieron acudir a “una de las personas de mayor rango en la institución” de la Casa Real, pero pese a suplicar ayuda profesional, le aseguraron que “no podían hacer nada”.

Racismo en la Casa Real

Markle aseguró que con el anunció del embarazo de Archie “hubo preocupaciones y conversaciones sobre lo oscura que podría ser su piel cuando naciera”. Sin embargo, no ha querido cruzar la línea y revelar quién profirió tales dudas porque “sería muy perjudicial para ellos”.

Tras la incorporación del príncipe Harry a la charla, este aseguró que “es una conversación de la que nunca voy a hablar”, pero que fue “impactante”. Además, han revelado que durante el periodo de gestación se enteraron de que la Casa Real no quería que su hijo “tuviera el título de príncipe”.

Relación con Kate Middleton

Pese a los rumores de la mala relación con la duquesa de Cambridge, Meghan ha asegurado que la considera “una buena persona”. Además, ha lamentado que la Casa Real nunca haya desmentido el enfrentamiento entre ambas, como sí habría hecho con otros miembros. “La narrativa de que hice llorar a Kate fue el comienzo del asesinato de un personaje real. Y ellos sabían que no era verdad”.

Durante el enlace del príncipe Harry y Meghan hubo un pequeño encontronazo entre ambas. Kate “estaba disgustada por algo relacionado con los vestidos de las niñas”. Meghan ha asegurado que “me hizo llorar e hirió mis sentimientos” y no al revés. Sin embargo, ha asegurado que la duquesa de Cambridge “se disculpó” con una nota y flores.  

Una nueva noticia

La pareja ha aprovechado la entrevista para anunciar que el bebé que esperan será una niña. El próximo verano Archie, de dos años, se convertirá en el hijo mayor de la pareja.

Además, han confesado a Oprah que se casaron en secreto tres días antes de la fecha oficial. El jardín de su casa fue testigo del enlace del que fue responsable y cómplice el arzobispo de Canterbury. Ambos le pidieron celebrar una boda íntima y el arzobispo accedió. “Mira, este espectáculo es para el mundo, pero queremos nuestra unión entre nosotros”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com