El confinamiento domiciliario del año pasado obligó a suspender las clases durante un cuatrimestre entero. Al no existir contacto entre alumnos y profesores, los problemas en las aulas han descendido.

La consejera de Educación de Castilla y León, Rocio Lucas presentó el informe de Convivencia del Observatorio de la Comunidad. Las estadísticas recalcan que los casos de acoso confirmado descendieron un 60 por ciento, debido a la suspensión de las clases presenciales. Los incidentes se basan en la convivencia y el contacto dentro de los centros. Mientras, el ciberacoso, realizado a través de las redes o teléfono móvil, se mantiene “estable” respecto al curso 2018-2019

Según la Consejera la bajada del acoso escolar se produjo antes del confinamiento a lo que también han disminuido las agresiones por parte de los alumnos a los profesores en torno al 30 por ciento.

Este informe incorpora el análisis de los dos periodos de recogida de datos -enero y junio. Así se analiza la evolución inicial de dichos datos, con actividad lectiva presencial, y los datos una vez suspendidas las clases.

Lucas afirma que esta mejorando la convivencia escolar ya que la “los conflictos bajan y los problemas graves son puntuales y están controlados”.

Por otro lado la consejera apoya el esfuerzo de los centros para combatir este problema creando más de 7000 actividades para mejorar la convivencia en las aulas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com