Imagen de una manifestación del 8M, Día Internacional de la Mujer

La Delegación del Gobierno en Madrid ha tomado la decisión de impedir la celebración de todas las manifestaciones o concentraciones con motivo del 8M, Día Internacional de la Mujer. El anuncio lo ha hecho público el delegado del Gobierno, José Manuel Franco, que ha asegurado que tras estudiar “detalladamente” todas las peticiones, se ha tomado la “decisión firme de prohibir, por motivos de salud pública”.

Hasta ahora, el Gobierno y las autoridades sanitarias habían propuesto permitir las concentraciones con un aforo máximo de 500 personas. En base a estas medidas, la Delegación habría recibido cerca de 60 propuestas. La propia Comisión 8M convocaba cuatro concentraciones que cumplían con un “exhaustivo protocolo” para garantizar las medidas anti Covid19.

Sin embargo, “un cambio en las condiciones” es lo que han llevado a la Delegación a prohibir la totalidad de los actos previstos para el 7 y 8 de marzo. “Son motivos ni sectarios ni ideológicos, son motivos objetivos. No nos mueve ningún afán de prohibir nada”, ha argumentado el delegado.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha asegurado que como miembro del Gobierno está obligada a “cumplir escrupulosamente las indicaciones de las autoridades sanitarias”. Sin embargo, ha asegurado que “ese cumplimiento no significa que no sepamos del señalamiento a la lucha de las mujeres, a la lucha feminista, por parte de quienes tiene una agenda reaccionaria, convenientemente engrasada».

Por su parte, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz, ha celebrado la “prudencia” de la Delegación. “Consideramos que no es tiempo de manifestaciones ni de concentraciones masivas de personas”. Una felicitación que venía acompañada del deseo de que la Delegación “hubiera tenido esa misma prudencia el año pasado, cuando también advertimos del riesgo que se corría”.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com