El Corte Inglés presentará mañana a los sindicatos su mayor ajuste de empleo, después de que la crisis del coronavirus haya reducido su actividad. En concreto, este plan constará de hasta 3.000 bajas voluntarias.

El plan de bajas voluntario va destinado a toda la plantilla, con contrato indefinido de la compañía. De estas bajas, 2.500 van destinadas al personal que trabaja en las tiendas, mientras que los 500 restantes serían para sus servicios corporativos

De llevarse a cabo supondría un recorte de un 5% de los 63.000 empleados ya que el resto forman parte de negocios y filiales del grupo, como Bricor, Supercor, Viajes El Corte Inglés o Seguros El Corte Inglés, entre otras marcas.

Este recorte, no se sabe si será a través de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) o bajo otra fórmula legal que tendrá carácter voluntario, sin llegar a provocar despidos.

El objetivo de la reunión entre Corte Inglés y sindicatos tiene como objetivo adaptarse a las circunstancias económicas y afrontar las condiciones actuales.

La empresa perdió 510 millones de euros, en los peores meses de la pandemia, cuando todos sus establecimientos estuvieron cerrados excepto la parte de alimentación y el canal online.

A pesar de que la demanda del canal online se multiplico por cinco, las ventas en conjunto del grupo, bajaron hasta un 50% con respecto al año anterior.

En estos meses está previsto que el grupo siga cambiando sus estructuras dependiendo de la evolución de ventas que haya tenido cada centro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com