Personal médico vacunando a un paciente

Los comités científicos de Francia, Alemania, Polonia, Austria, Suecia, Italia y Países bajos han decidido no utilizar el fármaco de Oxford y AstraZeneca en mayores de 65 años. La falta de pruebas que demuestren la eficacia de la vacuna en este grupo de edad es lo que los ha llevado a tomar la decisión.

Reino Unido fue el primer país en autorizar el uso del fármaco de AstraZeneca. En un primer ensayo, con 11.636 voluntarios, demostró una eficacia del 62%. Sin embargo, en una prueba posterior con un subgrupo de población, 2.741 personas, alcanzó una eficacia del 90%. La vacuna generó una respuesta inmune positiva en todos los grupos de edad. Aún así, la población mayor de 65 años participante en los ensayos no representaba una muestra lo suficientemente amplia.

Los países que han decidido no suministrarla a los más mayores, aseguran que la vacuna es efectiva. Y han confirmado que la utilizarán para los grupos de población más jóvenes. Las vacunas de Pfizer y Moderna son las que mayor eficacia muestran entre la población anciana y serán estos fármacos los que se sigan suministrando.

En España está previsto que a lo largo del miércoles el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) se reúna para decidir si se suma a la recomendación de sus países vecinos. Fuentes del CISNS han informado al diario El País de que previsiblemente España siga el camino de los otros países europeos.

Está planeado que entre febrero y marzo, España reciba cuatro millones de dosis de AstraZeneca. En caso de sumarse a la recomendación europea, deberá remodelar su plan de vacunación. Según el planteamiento inicial, en el mes de marzo serían los mayores de 80 años quienes empiecen a recibir la inmunidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com