Un proyecto de la escuela de Queensland, Australia, ha dejado «con la cara roja» a la NASA, la Administración Nacional de Aeronautica y el Espacio, como dijo uno de los maestros.

Al parecer todo empezó como una asignación escolar en la que los alumnos de Periodismo debían simular la caída de un meteorito en el jardín del colegio. Debían armar la escena de aterrizaje, realizar entrevistas a testigos e informar a la autoridades pertinentes.

Para hacerlo más creíble la Policía Local, acudió a la escuela y acordonó el espacio del suceso para que nadie pudiese acercarse. Las fotos de todo el evento se hicieron publicas y llegaron hasta Facebook, lo que llamó la atención de los medios internacionales.

El director de la escuela tuvo que aclarar de un proyecto escolar

La NASA al enterarse del revuelo pidió al colegio un informe para el Centro Espacial Kennedy, por lo que estos tuvieron que disolver el misterio y aclarar que solo se trataba de un proyecto para traer diversión a los alumnos, reseño Mirror.co.uk.

«Es importante tener en cuenta que fue solo un poco de diversión y la emoción en el aire esta mañana fue absolutamente mágica”, dijo Mark Allen, director de la Escuela Estatal Malanda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com