Para Juan Carlos Flores era un día normal, repartía sus paquetes asignados por Amazon en el barrio Sunnyside de Houston en Texas, hasta que un bebé abandonado al borde de la carretera lo cambio todo.

Juan ya había visto una primera vez al niño mientras iba de casa en casa haciendo su trabajo, en principio pensó que era solo una silla de bebé vacía pues era lo que alcanzaba a ver a lo lejos. Al cabo de un rato se acercó y se dio cuenta que había un niño dentro.

Asombrado por el hallazgo, Juan decidió pensar lo mejor: «mi segundo pensamiento fue que probablemente alguien dejó al bebé en la calle mientras movían cosas».

Seguía transcurriendo el tiempo y nadie iba por el pequeño por lo que decidió tocar la puerta del vecino más cercano, este le recibió, escuchó la historia y quedo tan asombrado como él. Sin embargo, decidió cuidar del niño mientras se resolvía la situación.

Tras pasar el día Juan seguí haciendo su trabajo por la zona y se percató de que había un grupo de oficiales de policía buscando un bebé por lo que acudió a ellos para contarles lo que había presenciado. De esta manera la policía pudo reencontrar al bebé con su madre, informó Mirror.co.uk.

Gracias a la investigaciones policiales pudo verse a través de la cámara de vigilancia de una residencia cercana cuando un hombre, no identificado, dejó al niño al borde de la carretera, se presume que luego de haber robado el auto con el menor dentro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com