El eterno cuento de Carlo Collodi, Pinocho, publicado por primera vez en 1882 será sometido nuevamente al proceso creativo para lanzar otra versión. Esta vez, los encargados serán nada más y nada menos que el ganador del Oscar a mejor directo, Guillermo Del Toro, y Netflix como productora.

El nuevo pinocho fue pre-estrenado en el festival de Londres en las quinielas para el Oscar 2023, y ha estado siendo proyecta en solo algunos selectas salas de cine en el mundo y España a partir del 25 de noviembre de este año. Se pretender que el estreno ‘general’ se lleve a cabo a través de la plataforma de Netflix este 9 de diciembre.

Este nuevo stop-motion se suma a las otras dos versiones de la historia del niño de madera que fueron estrenadas este año; una en la cuál participa el conocido actor Tom Hanks y otra titulada ‘’Pinocho: la verdadera historia real’ de origen ruso.

Sin embargo, la versión de Toro propone cambios novedosos y sugestivos. La historia no se llevará acabo en el siglo XlX como todos sus antecesoras lo han hecho hasta el momento. Por el contrario, la historia se contextualizará en la Italia fascista de Mussolini ahí por la década de 1930-1940.

Con este contexto, la película le dará énfasis al tema de la obediencia, el autoritarismo le permite a la historia desarrollar el aprendizaje de Pinocho que, lógicamente, adquiere nuevos matices y profundiza en la misma psicología del muñeco-niño.

La película, al mejor estilo Del Toro, se acerca más al cine fantástico y al terror que al habitual genero cómico y light en el que por lo general es expuesta la historia. Esto precisamente demuestra la gran versatilidad y maleabilidad que tiene el cuento original de Collodi.

La primera adaptación del libro a la gran pantalla no fue, como común mente se cree, la que llevó a cabo por Disney en plena segunda guerra mundial. Cuya interpretación llevada a cabo por Ben Sharpsteen y Hamilton Luske es la que más a perdurado con el tiempo.

Pinocho alcanzó la pantalla en 1911 en un mediometraje mudo italiano de título Piñoncito, aventuras de un títere la cual es más fiel a la imagen real del cuento. Las otras versiones endulzan la historia dándole un final feliz pero en realidad Pinocho muere ahorcado.

Repetidamente, y por otros directores, muchos de ellos italianos como Comencini, Benigni y Garrone también se puede apreciar esta fidelidad a la fuente original.

Rusia también saco una versión del cuenta en 1939; Pinocho de nombre Buratina lucha por la emancipación propia como de sus compañeros que están subordinadas a él empresario circense.

Le siguen otras versión como ‘Pinocho, la leyenda’ de 1996 también de Disney y su secuela Pinocho y Geppetto de 1999.

La película más cara del cine italiano también es una versión de Pinocho, dirigida por Roberto Benigni, costó 45 millones de euros. Garrone volvió a tomar el personaje en 2019 y en esa versión de la película se rescatan los efectos más grotescos y extravagantes de la fuete original.

También hay otras versiones especialmente orientadas al genero de terror como ‘La venganza de Pinocho’ de 1996 y 964 Pinocchio film japonés estrenado en 1991. Otras también se enfocan en géneros más de adultos como el erótico ‘Pinocho de Corey Alle publicado en 1971.

Otras también tratan el tema futuristas como la ‘P3k: Pinocho 3000’ de 2004 que muestra al muñeco en un contexto futurista, está versión ganó el Goya a Mejor Película de Animación.

En total hay más de 10 versiones distintas de Pinocho algunas más populares que otras, algunas eróticas, otras de terror, otras para televisión y otras de las que aún no se sabe. Lo que si se sabe es que Guillermo del Toro es un director y hará un buen trabajo con el film.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com