Una relación de años

Kevin de Bruyne y Michele Lacroix se conocieron hace muchos años y su relación ha empezado hace ocho, en 2014. Su amor fue creciendo rápidamente y con la evolución de la carrera del futbolista, ha venido también el deseado pedido de matrimonio. El momento ha ocurrido en un ambiente romántico en Paris y ha coincidido con la llegada de su primer hijo en el año de 2016.

Mason Milian De Bruyne es lo más grande de tres hermanos y ha nacido todavía antes de la boda de sus padres, ocurrida en 2017, en Italia. Un año más tarde, la pareja anunció un nuevo embarazo de Michelle y en el mes de octubre llegó Rome, la segunda hija del crack del Manchester City con la joven belga.

A pesar de los dos niños en dos años, en 2020 una nueva noticia afectó a los belgas. En septiembre de ese año ha nacido Suri, la más joven de sus hijos hasta el momento.

Una amante de viajes

Se puede decir que la segunda mayor pasión de Michele es viajar (después de su familia, claro). La belga nacida en Genk suele postear en sus redes sociales los momentos más bonitos de sus viajes, repartidas un poco por todo el mundo.

Eso también constituye una ayuda para su contenido en Instagram, ya que la joven de 28 años tiene como actividad principal ser una influencer con su cuenta qué lleva más de 300 mil seguidores.

La Isla Tagomago o las Maldivas son algunos de los destinos compartidos con sus admiradores, demostrando todo el lujo en que viven Kevin y su esposa.

La relación de los dos es estable y su familia viene creciendo a cada año. Michele acompaña du marido en su vida profesional y no se ahorra en el apoyo que le da antes y después de cada partido.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com