Veintisiete migrantes, incluida una niña, murieron al intentar cruzar el Canal de la Mancha en una embarcación que se hundió. Este es el balance oficial, confirmado por el gobierno francés durante la noche, de un naufragio ocurrido ayer frente a la costa de Calais.


Los migrantes intentaban llegar a Gran Bretaña, que está separada de Francia por el Canal de la Mancha. Al menos dos de ellos fueron rescatados por las fuerzas policiales francesas, después de que un barco pesquero dio la alarma.


El flujo de migrantes de Francia a Gran Bretaña se ha intensificado en 2021, tras dos años de relativa calma. En 2020, seis personas habían muerto en el Canal, en 2019 cuatro. Con veintisiete muertos, el naufragio de ayer es el más grave desde 2018. En concreto, la salida de este último grupo de migrantes se produjo dos días después del anuncio por parte del gobierno francés de un refuerzo de sus medidas antiinmigración.


De enero a octubre de este año, más de 24.000 personas (Rtve) salieron de Francia para llegar a Gran Bretaña a través del Canal. Las cifras van en aumento, lo que ha llevado a los gobiernos de ambos países a convocar reuniones de emergencia para abordar la situación.


«Francia no dejará que (el Canal de) La Mancha se convierta en un cementerio. Las redes de traficantes ponen en peligro vidas y desafían lo que somos», dijo el presidente francés Emmanuel Macron, pidiendo una acción conjunta de Francia, Gran Bretaña, Bélgica, Países Bajos y Alemania para combatir a los traficantes de personas que meten a los migrantes en embarcaciones improvisadas.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com