paella

Desde el 29 de octubre, la paella es Bien de Interés Cultural (BIC) para la comunidad valenciana, donde nació este plato, símbolo de España en el mundo. El gobierno local ha aprobado un decreto que extiende a la paella la especial protección legal que se concede a los BIC. Además, el texto también ofrece informaciones útiles sobre cómo preparar una «verdadera» paella valenciana.


El gobierno valenciano justificó su decisión destacando el valor material e inmaterial de su plato más famoso. «La paella no es sólo un plato en sí mismo. Su elaboración y el arte que implica su preparación y degustación lo convierten en un verdadero fenómeno social«, se lee en el decreto.


En cuanto a la receta, el texto reconoce que hay muchas variaciones y, por tanto, no es posible dar una receta universalmente válida. Sin embargo, da algunas indicaciones básicas. Por ejemplo, es aconsejable distribuir el arroz en cruz, para que sea uniforme, y evitar darle la vuelta durante la cocción.


Para encontrar los orígenes de la paella hay que remontarse hasta el siglo XVIII, cuando un recetario menciona por primera vez un «arroz a la valenciana«. Sin embargo, ya en siglos anteriores, como ha reconstruido El País, la comunidad valenciana había sido conocida por su habilidad en la preparación del arroz. Esta habilidad no es casual, ya que el arroz ha sido durante mucho tiempo el principal medio de vida de los agricultores de la zona.


Ahora que ha conseguido la inclusión de la paella entre los BIC locales, el gobierno valenciano no tiene intención de parar. Su próximo objetivo, de hecho, es incluir la paella en el patrimonio inmaterial de la humanidad de la UNESCO, una lista que ya incluye, por ejemplo, la pizza napolitana.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com