corona princesa

Los Países Bajos son una monarquía constitucional y su joven heredera, la princesa Amalia, está a punto de cumplir 18 años. Si y cuando quiera casarse, Amalia tendrá que pedir al Parlamento holandés que apruebe su matrimonio. Este es, de hecho, el procedimiento en la legislación holandesa. Sin embargo, un libro recientemente publicado sobre la princesa ha puesto sobre la mesa una cuestión nunca antes abordada: ¿debe Amalia renunciar a su trono si no se casa con un hombre?

¿Puede la princesa Amalia casarse con una mujer?


Holanda fue el primer país del mundo en legalizar las uniones civiles en 2001, pero los miembros de la familia real no son ciudadanos cualquiera. El libro, de hecho, expresaba algunas dudas sobre la constitucionalidad de un matrimonio entre personas del mismo sexo para los herederos al trono. Para resolver estas cuestiones, se presentó una pregunta parlamentaria que fue respondida por el Primer Ministro Mark Rutte.


“El Gobierno cree que el heredero también puede casarse con una persona del mismo sexo y no ve un obstáculo legal permitir el matrimonio de un heredero con una persona del mismo sexo”, dijo Rutte, citado por la web de El País. “El Gabinete no considera que un heredero al trono o el rey o la reina deban abdicar si desean casarse con una pareja del mismo sexo”.


Por lo tanto, la princesa Amalia tendrá la aprobación del Parlamento incluso si decide casarse con una mujer en el futuro. En cuanto a los hijos adoptados o nacidos en el seno de un matrimonio homosexual, Rutte dijo que “el origen de los hijos en un matrimonio homosexual” debe estar claro para garantizar la legitimidad de la sucesión.


En el pasado, algunos herederos al trono holandés han abdicado porque no pudieron obtener la aprobación parlamentaria para sus matrimonios. Por ejemplo, la princesa Irene, tía abuela de Amalia, renunció al trono para casarse con un católico (la Casa de Orange es protestante).

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com