Con el paso del tiempo se incrementan las opciones en cuanto a vehículos eléctricos. Las bicicletas, patinetes y coches de esta modalidad son cosa de todos los días en las grandes ciudades, donde incluso se alquilan por minuto. Sin embargo, Rolls-Royce quiso ir más allá, probando su primer avión eléctrico llamado Spirit of Innovation.

Este viernes el aeroplano despegó desde un aeródromo de pruebas del Ministerio de Defensa del Reino Unido, ubicado en la ciudad de Amesbury. El vuelo duró aproximadamente unos 15 minutos en el que valoraron su rendimiento, su potencia eléctrica y como funciona sus sistemas de propulsión para posibles reformas. Los expertos calificaron de forma positiva que pudo despegar y aterrizar sin ningún inconveniente.

“Estamos enfocados en producir los avances tecnológicos que la sociedad necesita para descarbonizar el transporte por aire, tierra y mar”, dijo Warren East, director general de la marca. Aunque en principio el avión podría usarse como un taxi aéreo, no descartan construir en el futuro un aeroplano que permita la movilización de una gran cantidad de pasajeros.

El motor actual del Spirit of Innovation es de 400 kw (más de 540 caballos de fuerza), lo que le hace llegar a una velocidad de hasta 482 kilómetros por hora, un dato de éxito para Rolls Royce, que tenía la idea de crear el avión eléctrico más veloz del mundo.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com