El famoso actor estadounidense ha elegido Extremadura – una comunidad autónoma del suroeste de España – y específicamente Trujillo, para construir una sede de su empresa de diamantes.

Su interés por este tipo de negocios se desarrolló tras su papel en la película Blood Diamond. La película revela la realidad oculta detrás del comercio de piedras preciosas caracterizado por trabajadores que a menudo viven en régimen de esclavitud en el continente africano. Esta es una de las principales razones por las que Leonardo DiCaprio – también conocido como activista – invirtió en la producción de piedras preciosas sintéticas. Así, creó su propia empresa en 2015, la Diamond Foundry.

La razón por la que el actor eligió Extremadura es la alta disponibilidad de energía solar, que permite que la fundición se alimente de energías renovables. Para subrayar su oposición a la explotación de personas para la extracción de diamantes en África, eligió come eslogan “Just Diamond. No mining.“, en referencia a su intención de producir de forma totalmente innovadora.

Otro aspecto importante del negocio del actor es que una parte de la producción también irá a parar a los grandes compradores de la India que sirven a todas las demás industrias que necesitan diamantes, incluida la joyería. Esto permite reducir aún más la explotación diaria que se produce en África.

El Presidente de la Junta de Extremadura también se mostró muy entusiasmado con este proyecto, y felicitó al actor por su sensibilidad hacia estos temas. Consigue combinar su producción y las actividades de sus empresas con la sostenibilidad medioambiental. Está atento a las especies en peligro, al medio ambiente y, sobre todo, a las comunidades amenazadas.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com