Ashanti Smith, cumplió 18 años el 18 de mayo de este año, pero en realidad su cuerpo era como el de una mujer de 144 años. La joven fue diagnosticada con el síndrome de progeria de Hutchinson-Gilford, una condición de envejecimiento prematuro., mejor conocida como la enfermedad de Benjamin Button. Se presume que por cada año de vida, ella envejecía ocho.

A Ashanti le gustaban mucho los cocteles y la banda BTS. Era gay y apoyo a la comunidad todo cuanto pudo en sus cortos años de vida. La enfermedad no debilitó su espíritu, su familia habla del increíble estado de ánimo que mantuvo a pesar de las circunstancias. Además, siempre se sintió bella y amada, de eso se aseguraron sus seres queridos.

Su madre, Phoebe Louise Smith, estaba junto a ella cuando antes de morir le dijo “tienes que dejarme ir”. Prometió que su funeral incluiría cuatro caballos blancos, plumas, banderas del Orgullo y recuerdos de BTS, por lo que sus amigos cercanos han lanzado una campaña para recaudar fondos y darle el último adiós como a ella le hubiese gustado.

“Ella era una típica chica de 18 años, y yo amaba todo sobre ella. Era brillante, era una tonta. Ella decía lo que pensaba y todos lo sabían. Su bebida favorita era Sex on the Beach. Su condición no la afectó mentalmente en absoluto. Era simplemente normal. Era como cualquier otro niño”, destacó Phoebe. Ashanti había desarrollado artritis, tenía la cadera rota y sufría de insuficiencia cardiaca, esta última complicación fue lo que la llevo a la muerte.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com