John McAfee, nació en  Reino Unido el 18 de septiembre de 1945, de madre británica y padre estadounidense, creció en Virginia, Estados Unidos. Cuenta McAfee que creció en un hogar rodeado de violencia por la continuas agresiones de su padre contra él y su madre. Su padre era alcohólico y se suicidó propinándose un tiro en la cabeza, cuando McAfee tenía 15 años.

Entre drogas y alcohol se debatía la vida McAfee. Se graduó en Matemáticas. En su vida laboral no pararon los desmanes, una cadena de cargos que por sus incontrolable comportamientos con las drogas le acompañaban, incluso llegó a presentarse a su trabajo como controlador de rutas de trenes en San Luís (Misuri) bajo los efectos de un potente alucinógeno (DMT).

En 1983 antes de comenzar su rehabilitación, con terapia de grupo, no permanecía en los empleos, trabajaba unos meses hasta que lo despedían, así le sucedía una y otra vez. Solía despertar abriendo una botella de escocés y snifaba cocaína, también solía venderla a los compañeros de trabajo. Por su mente pasó la posibilidad de suicidarse como su padre, dijo McAfee alguna vez, al igual que confesó tener al menos 47 hijos, una información que nunca pudo confirmarse.

Lejos de ese mundo de drogas y alcohol, ya totalmente rehabilitado, en 1987, comenzaba la moda de los antivirus informáticos y su efecto en los equipos de todo el mundo, lo que llamo la atención de McAfee, y tuvo la idea de crear “McAfee Associates” en su casa de Santa Clara en California). Su idea era regalar el antivirus en un primer lugar y luego cobrar por el servicio técnico o para instalarlo en empresas. A los cinco años, mas de 50 compañías muy importantes mundialmente lo tenían instalado en sus ordenadores y pagaban una licencia. Fueron millones de equipos en todo el mundo que ya tenían el antivirus McAfee.

Para 1990 McAfee con muy poca inversión de dinero facturaba cinco millones de dólares anuales. Dos años después las acciones de la empresa antivirus McAfee ya valían más de 80 millones de dólares. En aquel entonces fue uno de los empresarios de referencia en Silicon Valley. En la universidad de Stanford estudiaban sus estrategias comerciales. Le hicieron doctor honoris causa en la Universidad de Roanoke (Virginia), donde se había licenciado en matemáticas. Daba charlas, publicaba libros sobre espiritualidad y creó una academia de yoga. Donaba ordenadores a colegios desfavorecidos y pagaba anuncios en la prensa alertando del peligro de las drogas. Tenía propiedades en distintos estados, un avión privado y una escuela de vuelo.

Pero el infortunio no se hizo esperar, su suerte cambió, buena parte de sus activos estaban invertidos en acciones y propiedades inmobiliarias. Su fortuna pasó de más de 100 millones a 4 millones de dólares, según aseguró en 2009 a The New York Times. Las propiedades McAfee sirvieron para hacer frente a las pérdidas y a su primera gran demanda judicial: la de los familiares de un piloto fallecido en su escuela de vuelo, además de ser acusado del asesinato de su vecino en Belice.


En 2008 comenzó a mirar propiedades fuera de EE.UU. y compró una mansión frente al mar en Belice que solo había visto por Google Earth. En 2010 compró otra propiedad en la selva del país, donde empezó a construir un complejo lleno de bungalows. Puso en marcha varios negocios: producción de puros, distribución de café, taxis acuáticos para conectar los resorts con tierra firme… Y un laboratorio donde pretendía desarrollar nuevos antibióticos con plantas y productos naturales. Contrató a una microbióloga de 31 años licenciada en Harvard para ponerse a investigar. 

Pero, ¿qué pasó que la vida de McAfee comenzó a oscurecerse en Belice? Dejó a su pareja desde hacía 12 años por una presunta menor de edad, y cometió una serie de hechos fuera de lugar como el abuso de poder intentando comprar la policía y demás organismos, hizo negocios turbios y una total calamidad que lo llevó a huir: sospechoso del asesinato de su vecino en Belice.

Llega sorpresivamente Barcelona en noviembre del 2019, como invitado de la Barcelona Blockchain Week, donde impartió una charla de media hora. No se supo de su paradero hasta marzo de 2020 que volvió a Cataluña cuando se decretó el confinamiento, y se suponía que huía de las autoridades. 

Intentando salir de España en octubre pasado, lo detuvieron en el aeropuerto y lo enviaron directo a la cárcel, Brians 1, donde permaneció por 9 meses. Creía que le darían libertad bajo fianza, pero no fue así. EEUU le perseguía por evasión de Impuestos debido a la millonaria cantidad de Dólares, razón por la cual el departamento de justicia de Estados Unidos haría todo lo posible para su extradición.

McAfee tenía 75 años edad, cuando presuntamente se quitó la vida en su celda de la prisión de Barcelona este miércoles 23 junio de 2020, luego que el Tribunal Superior español autorizara su extradición a Estados Unidos. McAfee dijo en su estancia tras rejas: “No se trata de dónde está uno sino de quién eres por dentro. Mi vida dentro de la cárcel es una aventura, igual que lo ha sido el resto de mi vida”.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com