Lindani Sanele Myeni, de 29 años, entró presuntamente por error a una vivienda en la población de Honolulu, en Hawái. Se cree que buscaba un edificio de aspecto similar donde funcionaba una congregación religiosa. En los videos captados por las cámaras de la comunidad se puede ver como Lindani se quita los zapatos, justo antes de entrar.

Una pareja de origen chino se sorprende ante su entrada y la mujer se siente tan asustada que llama al 911, explicando que han irrumpido en su vivienda vacacional. A los pocos segundos de entrar, se ve en las cámaras que Lindani sale de la vivienda pidiendo perdón. Sin embargo, la mujer sigue al teléfono con el operador de emergencia, llorando y diciendo sentirse muy nerviosa.

La policía respondiendo a la llamada, se presenta en el sitio, donde aún Lindani estaba a las afueras, sin ninguna sirena, ni advertencia le apuntan y le piden que se tire al suelo. Presuntamente Lindani les pregunta quienes son, estos no les contestan, así que los agrade y recibe una descarga eléctrica a cambio. Posteriormente, otro de los tres agentes presentes, le dispara en cuatro oportunidades. Luego se escucha en el video que finalmente se identifican: ¡Policía!

La esposa de Lindani ha emitido una demanda en la que reclama que su esposo fue asesinado por negligencia policial y qué además fue juzgado a partir del racismo, por ser sudafricano. Aunque los hechos ocurrieron el 14 de abril de este año, el caso sigue siendo investigado y abierto a nuevos datos.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com