Investigadores del Instituto de Tecnología Avanza de Samsung, han querido poner a prueba una herramienta que podría romper todos los esquemas que se conocen hasta el momento, en cuanto a tecnología integrada. Su planteamiento es el de crear una “piel electrónica” que permita almacenar datos sin necesidad de respaldarse en algún otro dispositivo.

Esta “pantalla para el brazo”, funcionará gracias a un parche de OLED de fácil adaptación a la muñeca de cada usuario. Con esta tecnología equipada con sensores, se podrá medir incluso el ritmo cardíaco durante actividades deportivas. El parche se estira, tanto como si fuera la propia piel.

Durante las pruebas se ha podido comprobar que el mismo dispositivo podría usarse tras al menos 1.000 estiramientos. Aunque todavía mucho de sus beneficios y funcionabilidad están en estudio, algunos expertos afirman que este invento podría revolucionar la industria tecnológica.

Algunas fuentes indican que este producto podría ser comercializado por Samsung, única y exclusivamente para el sector sanitario y el cuidado de sus pacientes. Con esta herramienta se podría, sin usar más conexiones, cables ni aparatos externos, evaluar la situación de cualquier frecuencia cardiaca. De esta manera el personal médico podría tener un mayor control sobre el estado de salud de los pacientes.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com